CONFIANZA E INSEGURIDAD

CONFIANZA E INSEGURIDAD

La confianza y la inseguridad son dos términos que aparecen juntos en la mayoría de las ocasiones. En otro artículo hablé sobre la seguridad (leer artículo) y ya explicaba que la seguridad es un objetivo imposible de alcanzar, de modo que aunque parezca que el contrario de inseguridad pueda ser seguridad yo veo más oportuno hablar de confianza.

La inseguridad y la incertidumbre son sensaciones de las que tendemos a huir de manera inconsciente. Si te observas cuando estás inseguro/a es posible que sientas una presión en el pecho, un nudo en la parte baja de la barriga, que aparezcan gases o ganas de ir al baño, la respiración se vuelve más rápida y corta, ganas de llorar en definitiva sensaciones no agradables que intentamos evitar.

Confianza inseguridad

Utilizando la relación expuesta inseguridad-confianza, la idea es que cuando te sientas así puedas aplicar confianza, pero aparece la respuesta habitual, "¿Cómo voy a aplicar confianza en estos momentos? no puedo confiar, no confío en mí". Y aquí es donde está lo complicado y lo verdaderamente sorprendente. Es el momento perfecto para confiar, para no dejarte llevar por el miedo irracional y hacerte cargo de tu dificultad con sentirte inseguro/a. Si observas cuando no se trata de uno mismo lo solemos hacer, imagina que tu equipo está perdiendo por 1-0 y quedan 5 minutos para acabar el partido, si te paras a pensar confías en que pueda marcar, sobre todo si lo está intentando. O si estamos en una situación delicada esperamos a la última esperanza confiando en que salga como queremos.

¿Cómo se puede confiar cuando nos sentimos inseguros? En el fondo no es complicado, no es agradable pero es más fácil de lo que parece. Tan sólo tienes que hacerte cargo de las sensaciones físicas que han aparecido en ti con ese hecho o hechos que te han provocado la inseguridad. Percátate de cómo está tu cuerpo, qué sensaciones hay en él, pon toda tu atención en ellas y deja que evolucionen, no las cortes ni las pienses, sólo dale espacio, permite que estén en ti, forman parte de la experiencia que estás viviendo en ese preciso momento. Verás que las sensaciones van cambiando y verás como resulta más fácil confiar en ti, en la vida, en tu proceso... Eso sí, igual que en el ejemplo del equipo de fútbol lo debes intentar, si no, no se puede conseguir.

Un buen terapeuta maestro me lo dijo una vez y no se me olvidará, "donde falta seguridad pon confianza".

Trátate como te gustaría que te tratasen.

Si quieres profundizar más sobre este tema puedes coger cita on-line o presencial pinchando aquí. La primera cita es GRATIS.

Escrito por David Garrido Díaz

Sígueme:

Web: www.davidgarridodiaz.es

Facebook: www.facebook.com/davidgarridodiazz

Linkedin: www.linkedin.com/company/david-garrido-díaz

Comments are closed.