Esfuerzo ¿Cuánto dedicar?

Esfuerzo ¿Cuánto dedicar?

El asunto del esfuerzo, del valor y la superación crea siempre mucha controversia cada vez que lo expongo en alguna charla o en sesión con mis pacientes, y tiene lógica que lo sea ya que hemos heredado la cultura del esfuerzo. Hemos aprendido o nos han inculcado que para conseguir las cosas hay que esforzarse, que cuanto más esfuerzo más recompensa tendrá, o darle mucho valor a aquellas personas que han conseguido lo que tienen con mucho esfuerzo, se valora cuando alguien se lo ha encontrado difícil y al final lo ha conseguido. Pero cuánto esfuerzo se debe aplicar a una situación, dónde está el límite, dónde está la línea que no debemos sobrepasar, o dicho de otra manera hasta donde debemos intentarlo.

Quiero dejar claro que creo firmemente que para conseguir algo que quieres debes esforzarte, la entrega y el trabajo son necesarios, pero ¿siempre?

 

Cuando a alguien hace algo muy bien sin que aparentemente deba realizar mucho esfuerzo la tildamos de genio, crack o virtuoso, pero qué pasa cuando alguna situación te sale a ti rodada, no debes aplicar mucho esfuerzo para conseguir lo que querías. Muchos lo llaman suerte, yo lo llamo estar a favor de vida.

esfuerzo

Hay un proverbio que dice que "al río no hay que empujarlo, fluye solo". Tomando este proverbio como ejemplo imagina que eres un pez que vas nadando por un río ancho y con corriente. Sin hacer mucho esfuerzo vas avanzando. Imagina que se acerca una bifurcación y tú quieres tomar a la derecha que es un ramal del río estrecho. Para llegar debes remar duro. Nadas, remas, el esfuerzo es grande para conseguir lo que quieres. Y es muy importante que no dejes nunca de observar tu posición, comprueba que en ese luchar no te has dado la vuelta y estás remando contra corriente, porque si esto ha sucedido te has desviado de tu objetivo y estás desgastándote, probablemente, demasiado. En esto tiene mucho que ver lo bien valorado que está el esfuerzo en nuestra sociedad, porque creemos que ese es el camino.

Lo que yo planteo es lo siguiente. Piensa en lo que haces mejor, piensa en tu vocación, en aquello que te gusta hacer mucho. Y piensa si hacer eso te requiere mucho esfuerzo. Y ¿dirías que te sale bien? Es fácil pensar que en estos asuntos conseguir lo que quieres resultará más fácil. Esta sensación, que tendemos a valorar poco e incluso a menospreciar, es lo que yo llamo ir a favor de vida. 

Cuando vives a favor de vida tienes la sensación de que las cosas fluyen solas, que no tienes que estar en un continuo esfuerzo por llegar, la vida tiene su propio flujo y si eres capaz de dejarte llevar por este flujo gastas mucha menos energía y la tendencia es a ser más FELIZ, o eso me dice la experiencia.

¿Cómo se vive a favor de vida? explotando tus virtudes, haciendo aquello para lo que vales, dedicando tu tiempo a hacer esas cosas que te llenan, creciendo como persona, explorando y experimentando, en definitiva viviendo sin pelearte demasiado con la vida, aunque no siempre lo que encuentres sea lo que tu querías.

En ciclismo este concepto está muy asumido, te dejas llevar por el flujo e inercias del pelotón. Si te metes ahí dentro ahorras mucha energía. En el ciclismo lo tenemos claro, los esfuerzos extras a la larga pasan factura.

No hace mucho compartí en mi facebook un vídeo en el que el mayor accionista y creador de Aliexpress daba una charla. Contaba que su sueño era triunfar en el mundo empresarial y ganar mucho dinero (factor indispensable para valorar el éxito empresarial) y que lo había conseguido. La conclusión de la charla era muy clara, dejé mucho por el camino el esfuerzo fue muy alto, e incluso da un consejo a los jóvenes, vivir.

Recuerda, trátate como te gustaría que te tratasen. 

Escrito por David Garrido Díaz

Sígueme:

Facebook: www.facebook.com/davidgarridodiazz

Web: www.davidgarrido.es

5 Responses

  1. Estimadas/os,
    muchas gracias por tan interesantes y enriquecedores artículos.
    Con afecto

  2. Cuesta el esfuerzo,pero no hay otra.El enfoque que da .invita a hacerlo. .Me ha giustado

  3. Cuesta el esfuerzo,pero no hay otra.El enfoque que da .invita a hacerlo. .Me ha gustado

    • Sí que cuesta y es verdad, en muchos casos no hay otra. Gracias por leerme y comentar.
      Un saludo afectuoso