Egoísta. Palabras con mala prensa

Egoísta. Palabras con mala prensa

Eres un egoísta. Es una frase que seguramente te han dicho alguna vez y que sin duda tiene una carga negativa e incluso ofensiva para algunas personas, y es que hay algunas palabras que tienen un prensa muy mala socialmente y cuando las escuchamos automáticamente la relacionamos con su connotación más negativa anulando la posible parte positiva de dicha acción.

En esta ocasión y como ejemplo quiero que analicemos la palabra egoísta. ¿Has sido alguna vez egoísta? y ¿Cómo te sientes cuando te tachan de egoísta? La mayoría de las personas entienden esta palabra incluso como un insulto y es realmente porque está muy mal visto ser una persona egoísta que no mira por los demás, que sólo piensa en ella misma. Y realmente esta puede ser una acción muy dañina para la persona que la practica y para los que la rodean. Pero si recortamos la cantidad o intensidad del egoísmo realmente la cosa cambia.

Egoísta

Cuando yo escucho hablar de una persona que piensa en ella misma antes que en los demás y que atiende sus necesidades y deseos antes que atender las necesidades del que tiene al lado, me da la sensación de estar hablando de una persona que se tiene en cuenta, una persona que se valora a sí misma y sobre todo que se cuida. La base del auto cuidado está en el egoísmo en una dosis sana.

Para muchos de mis pacientes la sanación pasa por ser egoístas, por pensar en ellos mismos y atenderse, ya que llevan toda la vida pendiente de los demás y adaptando sus comportamientos a la información que toman de las personas con las que se encuentra. Sin duda es un buen sistema para encajar socialmente pero un pésimo sistema para encontrar bienestar o felicidad. 

Esta interpretación también tiene una carga religiosa, ya que la religión cristiana promulga atender a tu prójimo, yo no estoy en contra de esta promulgación sino más bien del llevarlo al extremo, es decir desatenderte tú para atender a los demás. Siempre recuerdo que una persona ayuda mucho más y puede aportar más cuando está plena y completa (o lo más posible), que una persona debilitada y con carencias puede ofrecer mucho menos. De este modo una persona que se cuida y se atiende tendrá mucho más que ofrecer a personas que lo necesitan que una persona que se desatiende. 

Así que hazlo por ti o por mejorar tu atención a los demás pero regula tu nivel de egoísmo hasta que se convierta en un nivel sano y si alguna vez te tachan de egoísta comprueba que no te hayas pasado y siéntete orgulloso/a de estar cuidándote.

Trátate como te gustaría que te tratasen.

Escrito por David Garrido Díaz

Sígueme:

Facebook: www.facebook.com/davidgarridodiazz

Web: www.davidgarridodiaz.es

Comments are closed.