SILENCIO

SILENCIO

SILENCIO

El silencio es realmente importante, pero ¿por qué lo es? En nuestra vida estamos sometidos a una sobreestimulación exagerada de nuestros sentidos y de nuestras sensaciones. Antes no era así pero este movimiento  se ha ido instaurando en nuestras vidas poco a poco y realmente ahora no nos llama la atención en incluso no nos molesta. La televisión, radio, carteles, música, ruidos, conversaciones, internet... vivimos una barbaridad de situaciones en las que estamos bombardeados por señales con la única intención de llamar nuestra atención. La imagen que se me viene a la cabeza es una persona atosigada por otras muchas intentando decirle algo.

atosigada

Desde esta situación es difícil escuchar, atender y sobre todo parar. La carencia de tiempo para uno mismo es un problema más grave del que creemos y por esto es importante el silencio.

Hay personas que me dicen que en su vida están mucho tiempo en silencio porque trabajan solas o porque viven solas. Yo les contesto que eso no es del todo silencio, que mientras tengas tu mente ocupada en tareas a realizar o planificando el futuro no hay silencio. Esto es lo verdaderamente importante, el silencio mental. 

Al ver esta palabra muchas personas dan un paso atrás, "esto es muy difícil de conseguir", realmente no es fácil porque no lo intentamos adecuadamente. Igualmente que es más fácil apretar un tornillo con un destornillador que con un cuchillo, del mismo modo puedes hacértelo más fácil al buscar el stop mental.

Lo primero es buscar silencio, desconexión y alejamiento físico de tu entorno habitual. Sé que esto no se pude hacer todos los días, pero de vez en cuando es muy recomendable buscar el hueco e irte a la playa, al campo o donde sea que no veas ningún cartel publicitario ni nada parecido. Apaga el móvil y vete sólo/a, o si vas acompañado acuerda abandonar el diálogo porque distrae mucho. Olvídate de todo lo que dejas en tu entorno, en el rato que vas a estar en silencio no vas a solucionar nada, es el rato de desconectar, de descansar. De este modo ayudas a tu mente a parar, has quitado los estímulos externos, has reducido el jaleo y la contaminación, has buscado el silencio exterior, y así te acercas al silencio interior.

Niño-pidiendo-silencio1

Ese rato sin hacer nada, en silencio, es de los momentos más ricos que he vivido. A veces asusta abandonar las relaciones sociales, dejar el móvil, hay personas que me dicen "yo no aguanto ni una hora sin hablar", es normal que la mente se resista a salir de su zona de confort, pero realmente cuando se abandona en el ritmo del silencio sí que encontramos el confort.

Regálate silencio, regala silencio. El silencio no es incómodo, es sano. 

Trátate como te gustaría que te tratasen.

Si quieres profundizar más sobre este tema puedes apuntarte al DÍA DE SILENCIO que realizaremos en plena naturaleza el 15 de enero. Más información aquí

Escrito por David Garrido Díaz

Sígueme:

Web: www.davidgarridodiaz.es

Facebook: www.facebook.com/davidgarridodiazz

Linkedin: www.linkedin.com/company/david-garrido-díaz

Comments are closed.