Soledad

Soledad

La SOLEDAD tienes distintas variedades, yo la distingo entre soledad deseada o no deseada, es decir buscada o no. Cuando buscamos un rato de soledad suele venir en respuesta a un periodo de estrés, agobio o ajetreo ya puede ser mental o social. En estos casos suele tener un efecto placentero y beneficioso.

Qué pasa cuando la soledad viene impuesta, cuando se acaba una relación, o un buen día todas las personas tienen planes menos tú y te quedas con todo tu tiempo disponible.

soledad

Hay un comportamiento muy común, correr. Buscar desesperadamente un plan y si no aparece buscar algo que hacer, tiramos de lista de tareas pendientes, o incluso de cosas que nos gustan hacer mucho, en definitiva mantenernos ocupados.

¿Por qué actuamos así? Aunque no me gusta utilizar los por qués creo que esta es una buena exención. Porque cuando nos callamos empezamos a escuchar todo aquello que no hemos podido escuchar con el ruido de nuestra voz. Entonces empieza el ruido mental y esto nos da un poco de más susto. Pero lo que de verdad nos da miedo es sentir todo aquello de lo que llevamos tiempo huyendo.

Seguro que hay muchos lectores que piensan que ellos no huyen, que no tienen miedo y que afrontan todo lo que les viene, que no se ocultan nada y que se conocen muy bien. Es posible que sea así, pero lo que se refiere a nuestros movimientos subconscientes son  más involuntarios y desconocidos para nosotros. 

¿Qué puede aparecer en ti?¿Qué puedes sentir si te paras? Sea lo que sea será tu realidad, tu verdad.

Por esto si en momentos de soledad te permites parar y dejarte estar, no puedes más que encontrarte a ti mismo/a, aparecen pistas muy valiosas para desenredar tu vida. Sin duda la soledad es un verdadero regalo.

Recuerda no huyas, no busques alternativas, no te líes ni te apegues a pensamientos e ideas, no te agarres al pasado o al futuro, simplemente siente, déjate sentir y experimenta tu vivencia. Verás que regalo encontrarte a ti sin interferencias de obligaciones, exigencias, tareas, prisas ni ruidos. 

VÍVETE.

Trátate como te gustaría que te tratasen.

Escrito por David Garrido Díaz

Sígueme:

Facebook: www.facebook.com/davidgarridodiazz

Web: www.davidgarridodiaz.es

One Response

  1. excelente tu aporte al desarrollo del ser humano, la soledad para algunos son necesario pero para otros es un momento que no les gustaría que llegara.